Lumbra

Vengo de la siembra

Hola,

Nos acercamos a la semana de nuevas piezas. Si quieres ver lo que ha ido pasando por mis manos desde septiembre hasta ahora puedes ver la vitrina.

Todas las piezas van formando un gabinete de curiosidades, observarlas así, una tras otras, le va dando sentido y forma a esta etapa.

Esta semana estoy dibujando y organizando los textos para que sepáis de qué tratan los cursos que doy y daré, además de haciendo fotos de herramientas y cosas bonitas que hay por el taller.

En un par de meses me trasladaré a otro estudio, también con muchísima luz y una terraza que va a dar mucho de sí para poner plantas, algún árbol y trabajar al solete, conmigo y con quien guste.

Empezamos a no caber dónde estoy ahora, no cabemos las plantas, las personas y los proyectos que avanzan y crecen bien. 

Tengo muchos proyectos en los baúles que necesitan de más metros.

Me aterra la mudanza, me parece una montaña altísima y yo en chancletas.

Cuando te hacen la pregunta esa de ¿si tuvieras un super poder cuál sería? el mío: teletransportar cajas, chismes y que ellos mismos se empaqueten.

Pensar en volver a trasladar la laminadora eléctrica, el banco de estirar… y a Lorenzo, el banco de carpintero; a Carmen, la vitrina; y a Feli, el horno de cerámica…. 

Hiperventilo. Que me abofeteen como en Aterriza como puedas.

Cuando alguien dice que tiene miedo a volar la gente siempre tiene consejos, eso sí, casi todos pasan por algo que te deje inconsciente, pero para las mudanzas nadie tiene consejos que te saquen de tu cuerpo durante esas horas y te devuelvan a él cuando todo esté al otro lado del trance que supone un cambio de ubicación. 

En fin, habrá que verlo como una oportunidad de deshacerme de cosas.
Este taller es más bien una guarida, la literalidad de esta palabra se ajusta fenomenal a lo que no debe ser más mi taller: un lugar donde esconderme. Ahora, si sois vosotras las que queréis venir a esconderos aquí me parece bastante bien.

Bueno, ser que me lees, sé feliz. 

Enviaré una carta verdadera si te has apuntado a ese asunto, prometido. Si no lo has hecho, puedes. Mis ganas de hacer cosas poco comunes de momento no tienen fecha de caducidad.

Comparte mi perfil de IG, comparte mis palabras, comparte en general. Y escucha, ya verás lo que dice Depedro, qué tio más majo.

Andrea & guarecerse de no estar tan guarecida.