Lumbra

Para ver tener saber

Hola!!

Esta foto es la menos intencionada de las cuarentamil que tuve que sacar hasta que alguna me gustó.

Y el caso es que refleja con mucha precisión la situación actual de mi trabajo en el taller, la vitrina llena únicamente de lo que quiero hacer ahora.

Vacía de joyas.

Me resulta mucho más divertido realizar este tipo de trabajo, y no tiene nada de malo.

Llevo mucho tiempo pensando que la joyería era un medio, no un fin, me ha permitido aprender el trabajo en metal, minucioso, pequeñito, aprender a hacer engranajes, cierres, tubos… pero yo quiero pasar a un formato más grande y que me permita introducir más materiales sin tener que pensar en el peso y la textura… o las alergias.

Cuando alguien nos dice que hace algo divirtiéndose parece que se nos mete una cosilla en el ojo que nos molesta, el divertimento es una cosa fea oiga. Mejor ni disfrutar ni nada, ni pasarlo bien. No vaya a ser que vivamos más contentos y el cielo se desplome sobre nuestras cabezas.

El caso es que la próxima newsletter de venta será de joyas, pero se alternarán con otras familias artísticas a ver a dónde me lleva el asunto.

Vas a ser espectador/a de este proceso.

Y en algunas ocasiones me desdeciré. Me retractaré, rectificaré, enmendaré, abjuraré… y no voy a tener 7 años de infortunios de diversa índole.

Hay que ver, que voy a pasármelo bien y a cambiar de rumbo si lo veo necesario.

Así soy, una señora viviendo al límite.

Si quieres alguna de estas piezas… (no le encuentro el nombre), no tienes más que escribirme para decírmelo.

Un abrazo prenavideño.

Gracias por ver y leer; y por compartir ni te cuento.

Andrea & el estilo libre.