Lumbra

Maricarmen, Lola F. y Tina T.

La foto que encabeza este correo, es la reproducción en plata de un anillo de mi abuela Maricarmen.
Mi abuela era el colmo, de elegante, de guapa, de abuela.
Mi abuela,
Mi.
Mi abuela voy a pensar que está en algún lugar comprandome una Barbie a escondidas,
Me he puesto a Lola Flores para inspirarme, a mi abuela le gustaban Lola Flores y Rocio Jurado.
Y ponerse la radio cuando estaba en la cocina, y ese run run radiofónico sigue en mi vida.
Y al empezar Pena, Penita, Penita he pensado que Lola Flores es un personaje y Banda Sonora de una película de Tarantino.

Y claro me he acordado de Tina Turner, la esperanza para todas las que vamos por poquito tarde. We don´t need another hero. Dijo ella, otra flamenca.

Voy a estirar peligrosamente un poco más esta historia… verás.

We don’t need another hero
we don’t need to know the way home
all we want is life beyond the thunder dome.

¡Ay, pena, penita, pena, pena!
Pena de mi corazón
Que me corre por las venas, pena
Con la fuerza de un ciclón

Ahora canta y alterna las frases.

Como puedes leer yo nunca me aburro. Con mis grillos me sobra y me basta.

Pues esto es Lumbra, una mermelada surreal. De piezas que me recuerdan a mi abuela, de cómo he podido convertir un anillo que fue de ella en un amuleto de plata maciza.

Ahora lo estoy haciendo en porcelana.

De la suma de lo que uno vivió y lo que aprende para hacer cosas bonitas, a ser posible.

Así que vamos a acompañar esta carta sabadil con la una y con la otra.

No dudes en compartir o comentarme algo sobre este correo (me tiemblan las canillas).

Gracias por volver a llegar hasta aquí y bienvenida/o si esta News te llega por primera vez, prometo moderar el surrealismo en lo sucesivo. O no.

Andrea & la memoria.