Lumbra

Disimulando

Hola,


el resto de sábados de Agosto no habrá carta del sábado, voy a parar hasta Septiembre.

Mi manera de hacer las cosas… Yo trato de entregarme a ella y dejar de pelearla porque no hay forma oye.

Hago lo que puedo cuando puedo.

¿Crees que hay un plan? Es como cuando lanzo algo con la mano, yo tengo una puntería terrible, y me dicen, pero ¿qué haces? y yo… ¿crees que algo de lo que acabo de hacer con este brazo y mano al extremo tiene algo de plan? Ya quisiera yo.

Disimular… disculpen que no disimule.

Abrazo con disgusto mi disparate, no me queda más remedio, porque vivo viviendo en mi.

Hoy os enseño una imagen de un montón de piezas que os esperan en Septiembre…

Septiembre oh Septiembre, ese mes al final de este, como ese brazo mio al que le cuelga una mano y esos dos a su vez lanzan algo al hiperespacio y ese objeto va a parar a donde todas esas fuerzas sumadas lo lanzan. Y yo lo veo estrellarse con algo equivocado confusa.

Eso es septiembre. Un lanzamiento sin disimulo, de algo a algún lugar inesperado.

La vitrina se llena. Pero el verano es un disparate.

Os deseo buena puntería.

Hoy estoy en modo censor y me he cargado el 70% de este correo. De ahí la escasez de texto.

Andrea & la abundancia de piezas esperando a darles salida