Lumbra

Disección, cosas rotas, porcelana…

Buenas tardes, días, noches…

Me suelo preguntar dónde leerás este correo.

¿En el metro? ¿Desayunando? ¿En la sala de espera del dentista? ¿En la espera de cosas en general? ¿Mientras que ves una serie que no necesita mucha atención?

Me pregunto quién eres, con qué ánimo lo lees. Esto puede ser una autopregunta, si es que no corres por el parque detrás de tu descendencia con un plátano mordido o te pregunta la pescadera si la pescadilla en lomos o rodajas, quizás te puedas tomar unos segundillos para respondértela.

Sé un rato de hacer cosas mientras atiendes otras y en realidad una de las dos no acabarla nunca o dejarla a medias siempre.

El interruptus irrumpió en mi vida con fuerza con la maternidad, las conversaciones interruptus, los libros interruptus, las bufandas interruptus, las depilaciones interruptus, la vida interruptus.

Bueno, mi correo no iba a ir de esto pero como viene siendo habitual, sin comerlo ni beberlo, me encuentro simultaneando conversaciones conmigo misma y ya que estaba pues lo escribo, ¿quiero decir algo con eso respecto a mi trabajo? A priori no, veremos cuando termine de escribiros.

Yo estaba tratando de escribir las morning pages que recomienda El Camino Del Artista (tres páginas diarias de cualquier cosa que se te pase por la cabeza, tipo enjuague bucal pero en los pensamientos), me he acordado de que tenía que escribir mi carta de los sábados y he empezado a mezclar cosas. Y es que tenía una composición preparada para fotografiarla e incluirla y las páginas diarias han sido una lista de cosas que decir/hacer que se me venían a la cabeza respecto a la foto.

El caso es que se me ha ocurrido numerar algunas de las piezas de porcelana de la composición y explicarte qué, cómo o por qué son.

A ver si lo consigo.

  1. Esta pieza está tallada durante muuucho tiempo pero pasa que siempre apuro mucho y al final, como me pasa muchas veces se me rompió, pero se fué al horno igualmente.
  2. Esta cola de ballena está esmaltada con esmalte y óxido de hierro.
  3. Esta pieza ronda por el taller y en ella hay una clave por descifrar aún me parece un vaso sangíneo y eso me alucina.
  4. Estás hojas/alas las modelé con la intención de hacer un tocado, muchas se me rompieron en el repaso porque son muy finitas. Están en el banquillo.
  5. De las cosas que más me gustan a mí son las bolitas, de plata o porcelana , todas me parecen bien. En esta caso está decoración está hecha con gotitas de engobe, ahora no recuerdo si con perilla o pincel.
  6. Puntas de flechas, en suspenso aún.
  7. Banderines ¡con letras minúsculas! Hechos con molde para hacer silicona o decoraciones para tartas.
  8. Ohh estás piececitas… Tengo hechas como 60, son roturas de reproducciones de moldes también para decoración de tartas.
  9. Estas piezas están hechas con los popets de mis hijas, sin molde escayola ni nada, porcelana de colada coloreada en la cara trasera. Se quedan llenos de bubujitas y se rompen las esquinas y eso es justo lo que me gusta.
  10. Una cola de sirena de un molde de silicona para hacer jabones, creo. 
  11. Esta pieza es de un molde de maquinaria. Me encantan.
  12. Estas piezas originalmente las tallé en porcelana y luego les hice un molde de escayola para poder hacer reproducciónes y modificarlas.
  13. Un cristalito de las lámparas del salón de mi abuela reproducido en porcelana.
  14. Estas, están talladas también hasta que se me iba la mano y empezaba a romperlas, así es la cosa, practicando el desapego full time. Al horno que se fueron también claro.
  15. Más cola de sirena.

Y hasta aquí…

Mezcla de procesos, objetos y labores.

La mezcla es mi alegría.

Abrazos.

Andrea &  lo terminaste?